¿Son normales los granos en el pezón?

Hay muchos casos en los cuales las protuberancias y granos en el pezón son completamente benignos. Es muy normal tener protuberancias pequeñas e indoloras en la areola. Las espinillas y los folículos capilares bloqueados también son normales y puede ocurrirle a cualquier persona en cualquier momento.

En el pezón, las protuberancias son zonas elevadas de la piel, mientras que las espinillas a menudo toman la forma de puntos blancos.

Granos en el pezón

Granos en el pezón

Si la protuberancia se vuelve dolorosa o pica y aparece con síntomas como secreción, enrojecimiento o erupciones cutáneas, podría indicar otra afección que debe tratarse.

¿Por qué se forman granos en el pezón?

Muchas células muertas de la piel se quedan atrapadas en los poros, y la presencia de suciedad, aceite y bacterias puede desmejorar la presencia de granos. Es común que el exceso de aceite y bacterias queden atrapados en los poros, esto puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, incluidos los senos.

Las causas para que aparezca un grano en el pezón incluyen:

  • Acné
  • Pelos encarnados
  • Ampollas de leche
  • Glándulas de Montgomery hinchadas
  • Higiene personal
  • Infección por levaduras
  • Abscesos subareolares
  • Cáncer de mama

No confundas las girándulas areolares con los granitos de pezón

Las glándulas areolares, o glándulas de Montgomery, son pequeñas protuberancias en la areola que secretan aceite para lubricación. Estos son extremadamente comunes. Todos tenemos glándulas areolares, el tamaño varía de una persona a otra. Son indoloros.

¡Es hora de un chequeo! ¿Granitos en el pezón que dan comezón?

Si los granitos en el pezón van acompañados de una erupción cutánea, podría deberse a una infección por hongos. Estas infecciones pueden propagarse rápidamente. Otros síntomas incluyen enrojecimiento y mucha picazón.

¿Acné o granitos en el pezón?

El acné puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo, incluyendo los pezones. El acné en los pezones generalmente toma la forma de pequeños puntos blancos. Esto puede pasar a cualquier edad. Generalmente a personas que hacen bastante ejercicio debido a que su piel está siempre en contacto con un sostén deportivo sudoroso. También es una ocurrencia común antes del período de la mujer.

El aceite natural del cuerpo, (las células muertas y el sebo), pueden provocar un grano casi en cualquier parte del cuerpo, y los pezones no son una excepción.

Cuidados granos en el pezón

Cuidados granos en el pezón

Los granos aparecen en cualquier parte del cuerpo esto es un problema común de las hormonas.  Hormonas y granos son especialmente comunes en ciertos momentos del ciclo menstrual de la mujer.

La fricción de la ropa también puede causar acné. El uso de una camiseta ajustada o un sostén deportivo durante el ejercicio puede causar rozaduras y granos.

Reconoce: ¿pelos encarnados o granos en el pezón?

Cuando los folículos alrededor del pezón se tapan, el resultado suele ser un bulto que se asemeja a un grano.

A veces un cabello puede crecer hacia abajo. La mayoría de estos pelos encarnados desaparecerán por sí solos, pero las personas deben vigilarlos para detectar signos de infección.

¿Cómo deshacerse de los granitos de pezón?

El tratamiento para las protuberancias en el pezón dependerá de la causa de las protuberancias.

En diferentes casos, el acné y las espinillas se pueden dejar tranquilos y solos. Si experimenta regularmente acné o granos en los pezones, su médico puede recetarle antibióticos en dosis bajas para ayudar en el caso.

Prevención de granos en el pezón

La forma más efectiva de prevenir complicaciones en los pezones es mantener un estilo de vida saludable y una buena higiene. Manténgase con ropa holgada y el área seca y limpia. Cambie la ropa sudada tan pronto como termine de hacer ejercicio, especialmente si usa sostenes deportivos y dúchese de inmediato.

Las mujeres que están amamantando deben tomar estas precauciones adicionales para prevenir complicaciones en los pezones:

  • Lávese las manos con frecuencia con agua tibia y jabón, incluso antes y después de amamantar.
  • Amamante por igual de ambos senos, lo que puede ayudar a prevenir la mastitis.
  • Vacíe su seno por completo para evitar el bloqueo de los conductos lácteos.